La belleza convertida en papel

La codicia, la negación del paso del tiempo, el pacto con el Diablo o el narcisismo son temas universales, que, como tales, han decidido erigirse como estatuas observadoras de la conducta humana. De otro modo, el refrán que dice que “el hombre es el único animal que tropieza dos veces con la misma piedra” no tendría sentido. Reinventado hasta el cansancio, El retrato de Dorian Gray siempre estará de moda, aunque esta vez vuelve con una fuerza nunca vista, fruto del talento del vallisoletano Enrique Corominas y su particular visión sobre la novela de Oscar Wilde.

El retrato de Dorian Gray cuenta la historia del pintor Basil Hallward, que, impresionado por la belleza de Dorian Gray, decide hacerle un retrato. Cuando el muchacho comienza a codearse con la aristocracia británica, conoce a Lord Henry Wotton, encargado de embaucar a Dorian con su particular visión hedonista del mundo y principal culpable de que tome consciencia de la fugacidad de la belleza. Todos conocemos la historia, Dorian desea tener juventud eterna y esta se le concede, solo para caer en un abismo de perversión y libertinaje mientras el cuadro pintado por Basil consume su alma.

Portada de Dorian Gray, de Enrique Corominas

Portada de Dorian Gray, de Enrique Corominas

Enrique Jiménez Corominas recrea la obra de Wilde con un preciosismo jamás visto, realizando uno de sus mejores trabajos hasta la fecha. En Dorian Gray, el lector podrá ser capaz de comprobar cómo el artista ha sabido adaptar, con una precisión más que adecuada, un texto brillante al medio del cómic. Sin embargo, lo mejor no es la armonización conseguida, sino el dibujo: un verdadero manjar visual en el que se combina el uso de una amplia gama de colores con un diseño modernizado y oscuro de los personajes. Ninguna viñeta tiene desperdicio, todas y cada una de ellas merecerían tener un cuadro a todo tamaño. No por nada obtuvo el XII Premio de la Crítica al Mejor Dibujo.

Dorian Gray no es su primer trabajo, ni mucho menos. El dibujante ha trabajado para la famosa revista Creepy y ha sido el encargado de ilustrar las portadas de Juego de Tronos para España, además de realizar las caratulas para varios libros de ficción de editoriales como Minotauro o Integral. No es un ningún secreto que Dorian Gray cautiva a cada nueva generación de lectores, pero solo la más moderna tiene la oportunidad de poder apreciar el trabajo de Enrique Corominas, el único capaz de captar toda su belleza y convertirla en papel.

Escucha aquí el programa de La Milana Bonita de El retrato de Dorian Gray

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: