‘La vida de las mujeres’ de Alice Munro: relatos disfrazados de novela

Unos niños miran extasiados la televisión. En la pantalla aparece un hombre de enorme estatura vestido con un largo gabán, sombrero y gafas. Su andar es precario y parece que está completamente ebrio por los vaivenes que da intentando llegar a la puerta. Por fin, se planta delante de una especie de guardia nocturno. Los niños se muerden las uñas. El gigantesco hombre que está haciendo las delicias de los jóvenes televidentes imposta una voz muy grave, pero el engaño no parece funcionar porque el guardia desabrocha el abrigo y encuentra uno sobre otro a tres graciosos personajes que se desmoronan. Los chavales se tronchan.

Próximo programa: La vida de las mujeres de Alice Munro
Fecha de emisión: Domingo 7 de diciembre de 2014
Hora de publicación del podcast: 18.00 en España

Su madre, que está sentada en el sofá mientras ellos ven la televisión, se levanta y les dice: “Veis este libro, pues son unos relatos disfrazados de novela. Igual que en los ‘dibus’, ¿queréis que os los lea?”. Los niños se giran extrañados. Observan a su madre y el más pequeño pregunta si pueden terminar de ver antes el episodio. La mujer responde que sí, que por supuesto, y sigue su lectura con la sensación de que está desabrochando el gabán de la literatura de Alice Munro.

Dicen que La vida de las mujeres es la única novela de esta escritora canadiense Premio Nobel de Literatura en 2013. Ni yo ni ella estamos de acuerdo. En una entrevista fantástica publicada en The Paris Review, Munro dice algo así como que es difícil trascender si tu legado son un montón de historias sueltas. Por eso, en algunos volúmenes ella busca dar cierta unidad u homogeneidad a los relatos. Así pues, creo que se puede afirmar que La vida de las mujeres no es una novela, sino unos relatos disfrazados de novela que llaman con insistencia a la puerta de la Historia de la Literatura pidiendo que les abran.

00106520639730___P1_1000x1000

El programa acaba y los niños se quedan atontados mirando anuncios. La madre apaga la televisión y les dice que es hora de leer un rato. Nadie protesta. Ella con cierta notoriedad les anuncia que va a ser la primera vez que les lea un libro para adultos. “Pero, mamá, antes has dicho que eran cuentos”, responde uno de los críos. Ella sonríe. “Tienes razón, cielo, vamos a ver si os gustan estos cuentos tan especiales”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: