’50 escritores’, un libro ilustrado sobre pasado y presente

Los lectores tenemos escritores favoritos. Unos nos gustan mucho, a otros los idolatramos y algunos no nos  laten demasiado, como dirían en tierras mexicanas. Esto es una obviedad. Sin embargo, cuando los lectores se convierten en escritores la pregunta cambia. Existe cierta obsesión por encontrar referentes en la obra de este u otro autor. Son muchas las entrevistas en las que surge la pregunta sobre en quién se ha basado o inspirado uno para crear la trama, los personajes… ¿Acaso no es interesante saber a quién leía con gusto Borges? Sin duda todos tenemos un olimpo particular de escritores. Les invito a algo: intenten recordar cuándo fue la primera vez que dieron con ellos. Quizás, incluso, fue escuchando La Milana Bonita.

Portada de '50 escritores' (Papeles Mínimos, 2015)

Portada de ’50 escritores’ (Papeles Mínimos, 2015)

Esos miembros de nuestro olimpo literario han traspasado el papel pero en sentido contrario. De persona se han transformado en personajes, y deambulan por las calles de nuestra imaginación dispuestos a inspirarnos en cualquier momento. Dicha inspiración es la que llegó a los coprotagonistas del libro 50 escritores (Papeles Mínimos, 2015), una obra ilustrada con dibujos de César Fernández Arias en el que diferentes escritores contemporáneos recrean lo que es para ellos ese escritor ya fallecido que tanto les evoca.

50 Escritores es una obra fresca, para leer, como un poemario, de poco en poco, tranquilamente y sin ningún tipo de camino marcado. Es un libro para disfrutar en soledad o acompañado. Una obra para iniciar una conversación entre amigos, para crear debate o para buscar inspiración en los rincones de la imaginación. Un recopilatorio para leer a un compañero de viaje o a una hija. Para leer a tu madre, con quien tan buenas tardes has pasado leyendo. O a tu padre. Para recordar nombres que, creías, descansaban en el rincón del olvido. Para descubrir escritores nuevos, otros aún más nuevos o simplemente redescubrir aquel autor que tanto te apasiona. Es un libro para buscar disfrutar de la anécdota bien narrada o para evocar tiempos mejores. Es un libro que invita al optimismo, que despierta una sonrisa y que, en el fondo, nunca acaba, porque siempre es un buen momento para volver a releer un texto. Un párrafo, una frase, una palabra… Es un libro que esconde muchos regalos, genialidad en pequeñas dosis. Gota a gota, 50, en concreto.

Ilustración de César Fernández Arias

Ilustración de César Fernández Arias

Gustavo Martín Garzo escribiendo sobre Karen Blixen, Angélica Tanarro sobre Flannery O’Connor, José Luis García Rodríguez García sobre Dos Passos, Martín Rodríguez-Gaona sobr Chéjov… Y así otros 46. Como reza la nota preliminar, son 50 como podrían ser 60 o 70. Y son estos 50 como podrían ser otros. Mejor, que se sigan haciendo estas pequeñas joyitas cuya publicación no es tan sonora como el best-seller de turno pero cuyo lomo merece lucir en las estanterías. Páginas que, al fin y al cabo, reúnen pasado y presente. Una unión, para rematar, rubricada por el lápiz de trazo metafórico que empuña Fernández Arias.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: