¿A qué esperan para leer Y: El último hombre?

Y: El último hombre es uno de esos cómics que merecen un sitio privilegiado en tu biblioteca. Sí, así de tajante hay que decirlo, sin ningún tipo de florituras. Cuando cierras la última página te da pena despedirte de Yorick, la doctora Mann y la agente 355. Te encantaría tener un mono capuchino como mascota. Todavía le das vuelta en tu cabeza al por qué del “generocidio”. Si eres chico probablemente continúas teniendo fantasías sobre cómo sería tu vida si fueras el último hombre sobre la faz de la tierra y si eres una chica seguro que aún piensas en cómo seria tu mundo sin hombres. Y sé sincero, si te decidieras a tener un mono como mascota te encantaría llamarlo Ampersand. Si todavía no has leído este cómic siento una profunda envidia por ti querido lector, porque te esperan horas y horas de lectura apasionada. A mi solo me queda regodearme en la melancolía en la que me ha dejado sumido su lectura. Suena tremendista, lo sé, pero no todos los días se leen cómics que ingresen automáticamente en tu categoría de favoritos. 

Yorick y Ampersand en plena acción

¿De qué va esta historia? 

Un mediodía cualquiera, sin previo aviso, todos los hombres del mundo mueren. Con su desaparición la humanidad, ahora compuesta solo por mujeres, se ve condenada a una lenta extinción. La única esperanza de salvación se convierte en el secreto mejor guardado de los Estados Unidos de América: Yorick, un joven normal y corriente, es el único superviviente junto con Ampersand, su mono capuchino. ¿Por qué han sobrevivido? ¿Qué papel deberán jugar en un mundo condenado? Un largo viaje les espera, y el misterio apenas acaba de empezar.

¿Quiénes son sus autores?

Brian K. Vaughan es uno de esos guionistas con estilo propio. Sus obras pueden ser reconocidas a kilómetros porque haga lo que haga su sello es inconfundible. Da igual que leamos Y: El último hombre o la maravillosa The Private Eye, Vaughan cautiva. Premios, nominaciones, crítica y público se ponen de acuerdo en ensalzar la carrera de este norteamericano oriundo de Cleveland. Quizá la carrera de Pía Guerra no sea tan prolífica como la del guionista, pero lo cierto es que su dibujo consigue enganchar en el cómic aunque es verdad que muchos lectores no terminan de enamorarse de su lápiz. De trazo simple y sin demasiado detalle, lo más destacado de esta ilustradora probablemente sea la gracia con la que dibuja rostros y expresiones. A día de hoy su trabajo más destacado continúa siendo el que hiciera para Y: El último hombre.

Vamos al ataque

Si han llegado hasta este momento es hora de comentarles, sin revelar claves de su argumento, la conclusión de Y: El último hombre que, como ya dijimos el mes pasado, hace muy poquito acaba de terminar su publicación en España a cargo de ECC Ediciones. ¿Qué encontraremos en su lectura? desde parodias del western, comedia, romance hasta la space-opera más surrealista en la que seremos testigos de la evolución de Yorick como el último hombre vivo del planeta. Una serie que podremos leer en formato road movie, al igual que también lo hace el cómic Predicador,para descubrir cómo sería la vida en el planeta si las mujeres fueran sus únicas habitantes.

Portada del nº8

En el octavo número titulado Dragones de Kimono, Brian K. Vaughan continúa paseando a nuestros protagonistas por todo el mundo, mientras los problemas los persiguen sin descanso en un Japón muy diferente y parecido a la vez.  Yorick y la agente 355 se separan de la Dra. Mann y Rose para buscar a Ampersand, secuestrado por una misteriosa ninja varios números atrás. El escritor acelera el compás narrativo de la historia, sin desaprovechar el tiempo y profundizar sobre el pasado de los personajes principales como la propia Dra. Mann y otros no tan importantes pero de peso como la militar israelí Alter, una de las malas de la serie. Verdades incómodas, difíciles de aceptar para todos que, inevitablemente, saldrán a la luz con la intención de adentrarnos en las motivaciones crueles e inevitablemente incomprensibles de cada uno de ellos. Ya saben que las referencias a la cultura popular son una constante en Y: El último hombre, una característica que no pasará desapercibida en el presente tomo, donde encontraremos desde algunas realizadas sobre nuestro kryptoniano favorito hasta otras más musicales como las vertidas sobre los Beatles. Vaughan en estado puro.

Portada del nº9

A medida que nos acercamos hacia ese anunciado punto y final, comenzaremos a preguntarnos: ¿Estará el guionista a la altura de las circunstancias con las respuestas que nos ofrece? ¿Será capaz de cerrar la historia de manera brillante o fallará en la conclusión? y lo más importante ¿quedaremos satisfechos como lectores? Muchas explicaciones (pseudo) científicas, una gran dosis de violencia plenamente justificada y la ración justa de sorpresa hacen de este noveno álbum: Madre Patria uno de los más redondos de toda la serie. Es verdad que la esperada explicación que nos ofrece Vaughan no termina de cerrar del todo, pero aún así llegamos a creerla por el nivel metafórico filosófico que este nos plantea. Sin duda, lo mejor será quedarnos con el regusto del conjunto, aportándonos nuevos matices al género de los grandes apocalipsis y las epidemias, tan de moda hoy en día con el apogeo zombi y las distopías modernas como Los juegos del hambre o la saga Divergente.  

Portada del nº10

Y hemos arribado al número definitivo de Y: El último hombre con la ilusión de leer un final que esté a la altura de la serie. No podíamos esperar un título más claro para el desenlace: Cómos y porqués se revela como nuestra última esperanza para descubrir el destino de Yorick y los suyos. Si nos encontramos ante un volumen que colme nuestras expectativas tendrán que decírmelo ustedes, pero lo cierto es que el ritmo que consigue imprimir a la historia hace que sea imposible dejar de leer. Brian K. Vaughan intenta cerrar todos los cabos sueltos con relativo acierto. Muchas dudas quedan en el tintero o se resuelven a medio camino, aunque hay que destacar la voluntad del guionista por hacer de las últimas entregas de Yorick un auténtico carrusel de emociones. Resulta imposible ignorar la conclusión que ha reservado para cada personaje porque cada uno de ellos ha conseguido dejar su huella en la historia. Asistiremos a la despedida de Yorick, un personaje odiado o amado por los lectores: divertido, irónico, idiota e inteligente a la vez. Un chico fragmentado por el apocalipsis al comienzo de la historia, pero convertido en un hombre hacia el final. Si queremos descubrir qué sorpresas nos guardará nuestro escapista favorito tendremos que esperar literalmente hasta la última página donde nos aguarda alguna que otra sorpresa.

Con Y: El último hombre se intenta dar respuesta, a través de la imaginación, a esa gran hipótesis que pulula desde siempre: ¿como sería un mundo gobernado por las mujeres? la respuesta es tan inesperada como obvia…y es que más allá de nuestras diferencias, probablemente sean más comunes los lazos que nos unen que aquello que nos separa.

¿Intrigados? ¡A leer!

Anuncios

Comments

  1. Cómo se nota en lo escrito la pasión por ciertas obras!! Jamás leí un cómic y lo voy a buscar para comprármelo!! Me ha convencido. Desde luego, para vender una moto tan sólo se precisa estar enamorao de ella. Eso daría pa otro cómic, je, un mundo lleno de hombres y la última moto. Je, je. Discúlpenme, aquí en el campo de Gibraltar el levante pega fuerte. Enhorabuena don Ignacio por su exposición. Saludos a todos los milanescos y milanescos.

    • ignacio pillonetto says:

      Muchas gracias por el comentario Isa! Espero que te atrevas con el cómic y me cuentes tu opinión cuando lo termines. Te mando un abrazo y gracias por seguirnos!
      PD: La útima moto tiene madera de novela 😉

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: