American Psycho, de Bret Easton Ellis

libro_1368974719Muchas veces el arte es incómodo. Por ejemplo, en lo que respecta a la literatura, cada cierto tiempo suelen aparecer titulares que reflejan el descontento de un determinado líder religioso por la publicación de un libro y que, de paso, aconseja que no se lea. Esto suele tener dos consecuencias: en primer lugar, que el libro se venda como churros; y, en segundo lugar, que intelectuales (conservadores y progresistas) se manifiesten contra la censura y en pro de la libertad de expresión. Aquí en La Milana Bonita ya hemos hablado de grandes polémicas por enfrentamientos literario-religiosos como la que padeció Salman Rushdie y otras menores, como las críticas que sufrieron novelas juveniles como La Materia Oscura o Harry Potter.

Ir a descargar

Ahora bien, nunca antes habíamos tenido en La Milana Bonita un caso como el protagonizado por Bret Easton Ellis y su novela American Psycho. Este libro narra en primera persona la vida de un yupi neoyorquino, adinerado y exitoso, quien ante la enorme superficialidad de su existencia comienza una cadena de asesinatos a cada cual más violento y salvaje. Con un estilo muy visual, propenso a la descripción del detalle más mínimo (ya sean turgentes pezones rosados o sangre manchando una moqueta azul cian), Ellis consiguió escandalizar a gente muy poderosa, lo que se tradujo en una enorme polémica dentro del mundillo literario. Lo interesante en este caso es que los ofendidos no fueron ni los feligreses de una u otra religión, ni la derecha más rancia de los Estados Unidos. No. Este libro puso en pie de guerra a escritores, feministas e intelectuales progresistas que vieron en él el reflejo de la degradación moral como país que estaban padeciendo.

¿Pueden la denuncia convertirse en apología? ¿Vale todo en el arte? ¿Dónde se establecen los límites? Parece que ha pasado mucho tiempo… Más de 20 años. Parece que la sociedad ya está vacunada antes ciertas propuestas que en un momento concreto se pasen de frenada. Parece. Durante estos carnavales, se ha desatado la polémica porque unas marionetas han sacado una pancarta en la que rezaba “¡Gora alka eta!”. Los chicos que manejaban los títeres han sido arrestados e interrogados mientras la troupe mediática cargaba contra la barbarie… Quizás convenga mirar al pasado para comprender el presente, ya que el arte no va a dejar de ser irreverente. Gustará más, gustará menos, pero siempre estará ahí…

220px-Ellis

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: